7 de octubre de 2008

Azahar

A veces la vida te depara secretos que sólo tú puedes comprender. Tú y quizá unos cientos de personas que, sin saberlo, están "conectadas" por algo tan fuerte y especial que parece como si hubieran nacido con ello incrustado en todos y cada uno de los poros de su piel. Ese "algo" al que ni siquiera nosotros podemos ponerle nombre, aparece un día u otro, sin orden ni concierto, pero surge sin que te lo esperes y se llena de tí y tú de ese "algo", y entonces todo empieza a encajar.

Sin darte cuenta, el sabor de una lágrima ya no es sólo una gota de agua salada, o las notas de una canción que suena en un bar no son simples acordes. Ni siquiera es, simplemente, música. Es todo y más. Porque nosotros le ponemos significado cuando captamos esa lágrima con nuestros labios o con el roce de nuestras manos, o cuando tarareamos esa canción sintiendo todas las palabras que surgen de ella como si fueran nuestras. Porque lo son, y cuando suena "di que todo esto tan sólo es una canción..." sabemos que no lo diremos nunca porque lo que sienten nuestros ojos y ven nuestros corazones es más que eso. Es más que una serie de televisión que se emite los miércoles en prime time, es más que un producto de ficción creado por un grupo de guionistas osados, es más que dos actores recreando el papel de sus vidas, es más que una escena que acaba con un "corten!". Quizá para esos que no tienen ese "algo" lo sea, puede ser y no les culpo. Pero para nosotros, soñadores empedernidos, dueños de las nubes y de las ilusiones, para aquellos que la vida no es sólo pasar las 24 horas haciendo lo que se debe hacer... Para todos nosotros, esto es un sueño, NUESTRO SUEÑO, y como buenos soñadores que somos, nunca tendrá fin.




Algunos os preguntaréis por qué lo sé, otros seguro que tendréis vuestras propias respuestas. La mía es simple: porque les amo. Porque hice de Sara y Lucas, Lucas y Sara, algo mío desde la primera vez que les vi frente al televisor. Porque, como Sara, deseé que Lucas la amase como no había querido a nadie más y porque, como Lucas, sabía que Sara era la única persona que podía hacerle sentirse "mejor persona". Su luz, su ilusión, su candor, su esperanza... Todo lo que ellos son para nosotros. Sé que son miles las veces que os he dicho esto pero tenéis que permitirme que me repita una vez más porque ahora, pase lo que pase con Sara y esa sangre que empañaba su vestido, estarán juntos para siempre. A los ojos del dios que sea, a los ojos del mundo... Sí, ahora podemos decirlo a voz en grito. Desde aquella primera mirada cuando los Miranda se mudaban a San Antonio hasta hoy el planeta ha dado mil vueltas pero lo que sentí aquella primera vez lo sigo sintiendo hoy cuando les he visto frente al altar, cogidos de la mano, prometiéndose amor eterno con lágrimas en los ojos.

Y yo tampoco he parado de llorar, ha sido imposible detener las mil y una sensaciones que he tenido cuando ha comenzado el capítulo. Ya no sólo con la boda... ha sido con todo, con Lola, con Sara, con Silvia, con Paco, con Mariano, con Salgado... Pero, para mi asombro, sobre todo ha sido con Lucas. Nuestro Lucas. Hoy, en este último capítulo que he tenido el placer de disfrutar como nunca, lo he visto tal y como lo quería ver: entregado, feliz, ilusionado, enamorado hasta la médula... Dios mío, si cada vez que decía "me caso" con esa sonrisa y esos ojos os juro que creí que no podía ser más feliz. Que nos casamos coño, no paraba de pensar. "Marido y mujer". Lucas y Sara casados, madre mía, la de sueños y noches que he imaginado esto e iba a convertirse en realidad.


Todos sabíamos que Sara llegaría a ese altar, como decía Lucas, con apendicitis y desnudo si hacía falta. Lo hizo, con una grave herida en el estómago pero lo hizo, y también volvió a sorprenderme porque aunque ya sabía lo que iba a ocurrir porque conozco esta serie casi más que mi propia vida, me quedé pasmada con esa mirada suya, con ese gesto al mirar a su amado... Se me encogía el corazón con cada mirada que se dedicaban, con cada respiración que salía de sus bocas. Fue, sin duda, la sensación más bonita que he sentido viendo este sueño nuestro, porque no voy a decir serie, ni capítulo... porque es mi sueño y siempre lo será. Y cuando los vi ahí, uno frente al otro entregando sus vidas y sus corazones, fue como si millones de imagenes que tenía guardadas en la memoria se agolparan en mi mente, a cámara rápida, como cuando dicen que te vas a morir y ves toda la película de tu vida... Pues igual, pero yo estaba muerta en vida, y muerta de felicidad y con el sueño más bonito del mundo frente a mis ojos.


Fue un instante, pero mientras se decían el "sí quiero", vi a Sara y Lucas bailando en Los Cachis, los vi besándose en la gasolinera, jugando en el mar como tantas veces habían deseado, vi a Sara cogiendo de la mano a Lucas en aquella cama de hospital cuando estaba en coma, y también a Lucas cerrando los ojos en la comisaría cuando Sara acarició su nuca con su mano... No fue imaginación, esas imagénes salieron así, sin más, sin que yo misma lo hubiera predecido. Como si mi subconsciente me dijera: Lo ves? La espera ha merecido la pena. O como si Lys, Nur y Kris me repitieran a coro: Cara, sale bien!!! Sonreí y lloré, solté mil y una carcajadas y mil y cientos de lágrimas...
Y, por fin, olí ese perfume de azahar al son de la música gitana mientras observaba desde el primer banco de la ermita el mayor símbolo de ese "algo" que la vida me ha dado jamás.


Gracias.

24 comentarios:

Anónimo dijo...

En ocasiones, cuando menos te los esperas, sucede algo que te cambia la vida. Un dia estás sentado delante de la TV y aparecen ellos. Decides darles una oportunidad y no sabes que esos minutos de tu vida, en apariencia insignificantes, harán que tu vida se llene de monedas con dos caras, viajes a Madagascar y bolas del mundo. Y aunque quisieras ya no podrías volver atrás porque es imposible.Aunque lo mejor de todo es que no quieres.
Muchísimas gracias Mylo por poner en palabras nuestros sentimientos. Me encanta conocer a gente que se sigue emocionando con esta serie tanto como yo.

Liesel

Nur dijo...

:'(
Has tardado pero ha merecido la pena...
como bien dices, el sueño no terminará nunca... y si hace falta, dentro de 10 años seguiremos quedando para recordárnoslo ;-)
Gracias a tí por estar siempre ahí, aunque sin hacer demasiado ruido, porque las 3 sabemos que estás y las tres te seguiremos gritando que cara, sale bien, aporreándote la puerta y lo que haga falta ;-)

SARAY dijo...

A mi la vida me deparó el secreto de conocer a Lucas y Sara, de quererlos,de sentirlos, de vivirlos, y gracias a ellos conocer los blogs de personas como Tú, Nur...., que al igual que ellos me transmitís ese "algo";
"algo" que me dice que aquí no acaba todo, y que el final de un camino solo es el principio de otro... y que y lo único importante son las personas que escoges para que caminen a tu lado!!!
Gracias a tí Mylo

Inglor dijo...

Me encanta como escribes. Has escrito todo lo que senti al ver esa boda y supongo que lo que sentio todo el mundo al verla. El sueño de todos los paqueros se ha hecho realidad ;)
Un beso!

Lys dijo...

"mientras se decían el "sí quiero", vi a Sara y Lucas bailando en Los Cachis, los vi besándose en la gasolinera, jugando en el mar como tantas veces habían deseado, vi a Sara cogiendo de la mano a Lucas en aquella cama de hospital cuando estaba en coma, y también a Lucas cerrando los ojos en la comisaría cuando Sara acarició su nuca con su mano... No fue imaginación, esas imagénes salieron así, sin más, sin que yo misma lo hubiera predecido. Como si mi subconsciente me dijera: Lo ves? La espera ha merecido la pena. O como si Lys, Nur y Kris me repitieran a coro: Cara, sale bien!!! Sonreí y lloré, solté mil y una carcajadas y mil y cientos de lágrimas..."

Si en este párrafo cambias "Lys" por "Mylo", comprenderás que si me caen lágrimas de los ojos, cariño mío, es por algo. A miles de kilómetros y sentimos exactamente igual. Por eso me encanta tu blog. Por eso te quiero aunque no haya escuchado nunca tu voz.

Pues eso.

Lys

victoria dijo...

Ese algo que hace te hace mejor mujer, mejor amiga, mejor amante, mejor persona.

Por un sueño lleno de alegrías, encuentros y aprendizajes.

Gracias a todos los que lo hacéis posible.

Un abrazo.
Unamenosdiez.

Giovanna dijo...

Ojalá y estas palabras no caigan en saco roto por mi inexperiencia en blogs, sino que te lleguen a ti Mylo, me encantaría.
Cuando uno aspira a ser escritor debería tener siempre palabras para expresarse pero te diría tantas cosas, tantas... que siempre termino imaginando, visualizando conversaciones que nunca acabarían, te lo aseguro; tengo tanto que agradecerte, no me hace falta conocerte en persona para admirarte y quererte. ¿Qué me llevó hasta ti? No sabría qué responder exactamente, si fue el amor de Sara y Lucas o la forma en que yo amo a esta pareja, a ese sentimiento tan profundo que siento, que muchos de los que me observan cuando les veo no lo entienden por creer que rozo la obsesión, o incluso la sobrepaso. ¿Cómo puedes llegar a derramar tantas lágrimas por un papel que están interpretando y que ellos no sienten? ¿Cómo vivir con tanta intensidad y pasión su amor, sus desencuentros, todas sus vivencias? Eso me dicen algunos, lo único que puedo decir es que lo vivo como si fuera real, porque forman parte de mi vida, porque me ayudan a superar bajones cuando me hundo, y sonrío a pesar de que mi vida sea limitada e injusta, porque en esos momentos sólo vivo para ellos, porque me aferro a ese amor esperanzada en que un día todo cambie. A Hugo lo conocí hace ya muchos años por amigos que teníamos en común ya que íbamos a institutos muy cercanos y somos del mismo barrio, San Blas, pero eso no importa. Dentro de un mes hará un año que murió mi madre y sí, la vuelta de los Pacos en Enero me ayudaron pero también tú. Buscaba una canción en Google que pusieron en un capítulo y apareció este blog, y empecé a seguirte todas las semanas, a llorar y a estremecerme con tus palabras, qué potencial, eres buena... realmente buena. Me despedí de ti en silencio cuando marchaste a China por amor, también he seguido cómo estabas después de aquellos momentos tan críticos en Chengdu, incluso te he visto hablándole a una cámara, a todos los que te seguimos. Esto que haces desinteresadamente dice mucho de ti, pero tus sentimientos y logros van más allá; lo que transmites es que intentas que tu vida sea y es lo que tú misma eliges, cueste lo que cueste, y eso me encanta. Entiendo perfectamente recuerda que eres mortal.Carpe Diem. Valiente, te bebes la vida a sorbos, la estrujas y eso para mí es lo más grande. No sé por qué no te he escrito hasta ahora, aunque como te decía antes, siempre, todos los días "tengo una charla contigo" en quiero que llueva, aquí, en este espacio que es más que sentimientos, ARTE en mayúsculas; eres la voz de todos y cada uno que siente exactamente lo que tú describes. Me das aliento, me llenas, y sí, creo que sí tengo la respuesta, te escribo hoy porque ayer empecé a retomar mi sueño que aparqué por ser incapaz de continuar y también, por supuesto, porque nuestros sueños se han hecho realidad, nuestros niños se han casado y ya pase lo que pase seguirán ahí, siempre en nosotras. No sé si estoy escribiendo demasiado y quizás esto tenga un límite de caracteres, me despido con un inmenso GRACIAS, eres grande Mylo y llegarás lejos. Voy a ver qué me depara cuando le dé a publicar comentario y miraré todos los días por si encuentro algo de ti hacia mí. Te quiero guapa. Besos a Nur también, ojalá y algún día también pueda incluirme en esa amistad tan fantástica que tenéis. Gracias de nuevo. Sé feliz!
Giovanna

Giovanna dijo...

Guauuu!!!! Fue sencillo y dejó entrar todo, qué genial. Bueno, eso parece, yo al menos veo mi comentario seguido del de las otras personas. Por cierto, un saludo igual de grande a todos y cada uno de los que hacéis esto posible. Ya me contaréis cómo hacéis esos vídeos tan preciosos, bueno, casi mejor que no, porque me temo que si aprendo estaría todo el día recreándome. MIl BESOSSSSSSSS!!!!!!!

Mylo dijo...

Hola Giovanna... madre mía, por dónde empezar? Quisiera decirte tantas cosas que tengo atascadas todas las palabras en aquel lugar donde mi corazón mi cabeza se dedican a luchar a diario, para ver quien puede más... Aún llevo puesto el pijama, me he levantado apenas hace 10 minutos pero lo primero que he hecho ha sido encender el ordenador y mirar mi email. Vaya, un mensaje... y era tuyo. Lo que ha venido después se resume en lágrimas y alegria. Orgullo y tristeza. Lo primero porque cuando pienso en la gente que hago feliz con mis palabras siento como si me llenara de la vida que esta ciudad (Beijing) me quita, porque cuando sé que la gente se estremece con mis palabras me siento menos sola... Y tristeza porque me gustaría tanto, tanto conocerte y poder hablarte a la cara, como ya hice con Nur. De verdad, tú si que eres especial para decirme todo lo que me has dicho... si hasta lo he imprimido y todo para leerlo de vez en cuando.. No sé, gente como tú me hace pensar que el mundo y esta vida tan dura a veces merece la pena, y que si el destino ha hecho que nos encontremos a traves de mi rinconcito en la web pues tiene que ser por algo. Te admiro Giovanna, te admiro muchísimo por recuperar tu sueño porque es no es más valiente el que sueña sino el que vuelve a soñar tras ahondar en las pesadillas... Y no te conozco pero sé que te quiero y que si me dejas, seré tu amiga hasta que el Carpe Diem ya no tenga sentido. Por favor, dame tu email o envíame uno y podemos hablar de vez en cuando o incluso usar el messenger. Ni te imaginas la falta que me haces tú y muchos de vosotros desde tan lejos.
Un beso enorme.
Virginia.

Anónimo dijo...

preciosa la entrada, no tengo palabras para describir lo que he sentido mientras la leia............sigue asi!!

Giovanna dijo...

Querida Virginia... ¡uf! ¿Ahora cómo y por dónde empiezo yo tras esta cálida sorpresa? Ha sido y es más que cálida, no la esperaba, no me esperaba esto, lo juro. Gracias preciosa, nunca dejarás de emocionarme. No sé cuántas veces he leído tus palabras y no me canso, ¿cómo hacerlo? Es imposible... Aquí estoy, como te dije, una noche más en tu maravilloso rincón, a pesar de saber que encontraré lo mismo de ayer, da igual, vuelvo a releer tus entradas desgranando cada palabra, cada línea, ansiando que transcurra una semana más, un nuevo capítulo, para ver tu próxima columna, sabiendo de antemano que no me defraudará; en la cual expresarás cada emoción sentida, cada latido acelerado, tus impresiones, esas mismas emociones que compartimos, preguntándome cómo eres capaz de describir con tanta precisión, con tanta exactitud mis recónditos sentimientos, lo que pienso, mis más anhelados sueños, aquello que tanto amo, que me hace vibrar y sentirme por un rato llena de vida. Sé que no soy a la única que le ocurre y eso me lleva a admirarte aún más si cabe, por dar un paso hacia delante representándonos con tu forma tan especial, entregada, penetrante, sobrecogedora mientras los demás “callamos”, gritando, una vez más, ¡quiero que llueva! Te confesaré algo que nadie sabe, bueno… ahora tú sí y que no sé si lo compartirás conmigo, en muchísimas ocasiones, cuando siento un gran vacío y dolor, me engancho a ver vídeos de Sara y Lucas y, es entonces, como un clic, cuando comienzo a llorar como una niña desconsoladamente, exteriorizo el dolor… no sé, es algo raro o quizás no tanto, supongo que tiene una buena explicación. Acabo de recordar una cosa que me dijo, apenas hace unas semanas, la persona que me conoce mejor que nadie y a la que quiero con toda mi alma, quizá ahí esté el porqué de mi llanto que no cesa aunque lo que tengo ante mí sea lo más bonito del mundo, ya te lo contaré. Hoy, como ya te comenté antes, como siempre, entré en tu blog; no sé a quién tengo que dar las gracias porque he de reconocer que verdaderamente ha sido una casualidad encontrar lo que me has escrito, al igual que ayer intenté por primera vez publicar un comentario, hoy, sin esperármelo para nada, le di dónde pone “voces” para comprobar que seguía ahí y… casi me da algo al ver tu comentario dirigido a mí, cuánto me ha impresionado Virginia. Respecto al mail, a escribirte, no tengo ni idea de cómo hacerlo, pues no tengo tu dirección de correo; no me importa, si es que tiene que ser así dejarte mi correo de esta forma a pesar de que lo vea todos los que te leen, que son muchos. Dime algo y así lo haré. Te adoro. Mil gracias.
Giovanna

Amoradicta dijo...

Hola
Me encanta esta pareja, y como tú dices tambien me emocioné al verlos así, creo que lo han hecho todos los que creen en ella.
Bueno, soy nueva en esto de los blogs, pero leo este desde hace mucho.
Yo soy una traumada de las historias de amor.
Saludos

Anónimo dijo...

Querida Mylo,
Te escribo en este "enlace" porque tengo ciertas dudas, la primera vez lo hice desde aquí y por eso me mantengo, al que acudo todos los días para ver si hay respuesta. Obviamente, no tienes obligación de responderme ni nada parecido, pero me causa cierta preocupación no saber de ti desde hace tantos días. Cuando lo hice la primera vez respondiste en cuanto lo viste y a mi segunda entrada nada, me pregunto si te habrá pasado algo, no sé, quizás hayas escrito en algún lugar que yo no veo, por si hay otro medio que desconozco, ya te dije que no entiendo de blogs, aunque como si tuve que registrarme en una página pues de ahí la duda, además que tu me decías que te mandara un mail. En fin... lo único que deseo es que estés bien.
Mil besotes Virginia.
Echo de menos tus entradas cargadas de emociones.
Muackssssssssssss!!!!!!!!!!!

Giovanna dijo...

Virginia, soy Giovanna, no sé que le pasa a esto que no me deja meter mi comentario con la dirección de google, voy a ver si me deja ahora. Si es que me deja que sepas que el anterior como anónimo es mío. Mucksssssss

Giovanna dijo...

Ya por fin me dejó. Miles de besos.

Mylo dijo...

Hola Giovanna, perdona mi ausencia pero he estado muy liada con la mudanza y apenas he tenido tiempo de pensar en mis cosas. Ahora toda mi vida está un poco patas arriba así que os ruego a todos que tengáis un poquito de paciencia. Te paso mi email, ok? puedes escribirme cuando quieras, yo te prometo que lo haré. Besos.
soymylo@gmail.com

Mylo dijo...

me olvidaba del punto!! soy.mylo@gmail.com

Giovanna dijo...

Qué alegría saber de ti. Te echaba de menos. Ahora te escribo. Mil besos guapa! Muacks!

Giovanna dijo...

Hola Mylo. Aquí me gusta llamarte así, no sé... es una mezcla de nostalgia y reencuentro con quien escribe estas entradas que me dejan sin aliento. Lo sé, lo sé... ya sé que andas ocupada, pero quería recordarte que aquí se te echa de menos. Más de un mes sin tus palabras...Y tranquila, puedo esperar a otro miércoles, todo el tiempo que necesites.
Espero que estés bien.
Te mando un abrazo de esos que ya sabes.
Muacksssssssss!!!!

Un beso preciosa

Mylo dijo...

Gio, sé que hace mucho tiempo que no escribo sobre Lucas y Sara, pero con este blog ocurre lo mismo que con un libro o una poesía que tienes que escribir. A veces estás inspirada, otras no. Lucas y Sara me ayudan a ahondar dentro de mí y mostrar al exterior lo que siento, lo que pienso de la vida y del amor. Ahora, después de unos meses algo duros en mi vida como periodista lejos de casa, siento como si un enorme muro se hubiera construído entre ellos y yo. Sé que algún día volverá a desaparecer, pero ese día no será hoy ni tampoco la semana que viene. Sé por qué fue construído, sé que es por mi seguridad, como un escudo. Porque Lucas y Sara no son sólo una pareja de una serie, son un estado de ánimo, son el corazón y el alma de la que escribe. Son todo y más. En estos momentos me estoy centrando en otras cosas en mi vida. En mí y en lo que me rodea. Me alejo de la melancolía y la soledad porque sé que me asesinan en cuanto pueden. Ahora escribo sobre mí y sobre lo que siento. Me encontrarás en mi blog personal. Al igual que todos aquellos que me siguen en este camino. Os quiero a todos. Mylo.

http://recuerdaqueeresmortal.blogspot.com

Mylo dijo...

Gio, sé que hace mucho tiempo que no escribo sobre Lucas y Sara, pero con este blog ocurre lo mismo que con un libro o una poesía que tienes que escribir. A veces estás inspirada, otras no. Lucas y Sara me ayudan a ahondar dentro de mí y mostrar al exterior lo que siento, lo que pienso de la vida y del amor. Ahora, después de unos meses algo duros en mi vida como periodista lejos de casa, siento como si un enorme muro se hubiera construído entre ellos y yo. Sé que algún día volverá a desaparecer, pero ese día no será hoy ni tampoco la semana que viene. Sé por qué fue construído, sé que es por mi seguridad, como un escudo. Porque Lucas y Sara no son sólo una pareja de una serie, son un estado de ánimo, son el corazón y el alma de la que escribe. Son todo y más. En estos momentos me estoy centrando en otras cosas en mi vida. En mí y en lo que me rodea. Me alejo de la melancolía y la soledad porque sé que me asesinan en cuanto pueden. Ahora escribo sobre mí y sobre lo que siento. Me encontrarás en mi blog personal. Al igual que todos aquellos que me siguen en este camino. Os quiero a todos. Mylo.

http://recuerdaqueeresmortal.blogspot.com

Giovanna dijo...

Mylo, no sabes cómo y cuánto te comprendo! Parece que me lees el pensamiento o que me estás viendo a través de no sé dónde; tus ejemplos son un reflejo de mi vida... has llegado hasta mi más profunda debilidad, me has tocado la fibra sensible. Sé lo que es querer y no poder, porque es lo que me sucedió a mí cuando tuve que interrumpir mi sueño, ese que te conté que acababa de retomar cuando te escribí por primera vez. Referente a lo de cualquier otra semana, otro miércoles como te puse yo, creo que no has entendido lo que quise decir, no me refería a una entrada de las maravillosas que haces, sino a algo que me mandaste al correo desde la pda y que aplazabas hasta la semana que viene, pero tampoco importa. Y sí, por supuesto, te seguiré a través del otro blogs porque quiero saber qué es de ti y cómo vas solucionando tus cosillas. Aunque siendo sincera como siempre, echo en falta algo, creo que he leído entre líneas y captado el mensaje.
Yo también te quiero y lo sabes.
Mil besos y un abrazo como el que te describí en mi último mail. Um! La verdad, me extraña tanto y no me cuadran algunas cosas, no será que no te llegó? No sé, sácame de dudas si puedes.
Chao linda

Giovanna dijo...

Feliz Año Nuevo en general a todos los que entrais en este blogs y en particular a su creadora, Vir.

Feliz 2009!!!
Un beso

adryd dijo...

Hola Mylo/ Tres años despues de tu comentario original te escribo desde Argentina para decirte que comparto absolutamente todo lo que escribiste, me leí tu blog, el de susii, el de las "princesas" y el de Nur hasta donde pude (desde hace unos días necesito ser invitada para entrar) y las siento amigas, viejas conocidas. La serie se da aquí desde hace un año y la cortaron en el cap 63 nada menos! pero me la vi en dvd. La tengo completa y estoy juntando coraje para avanzar en las dos últimas temporadas más por fidelidad a los
pacos que por gusto pero por cada capi tengo que ver 3 o 4 de los "viejos" sin Lucas no es lo mismo y se cargaron a Sara. Joder!!! que hasta ya hablo como Uds. No se si leeras esto pero gracias por escribir todas estas historias- Son mejores que los guiones Besos Adry D.
adryd@hotmail.com.ar

Siempre mirando al cielo

Siempre mirando al cielo
Mylo

Todas las gotitas que mantienen viva mi esperanza...