4 de diciembre de 2007

Bromuro

Sí, eso es lo que necesito después de ver el capítulo que ha emitido la Paramount esta noche... Ay, aún tengo el nudo en el corazón!!! ay... si es que con "Un lugar en el mundo" comprendí que los amores imposibles no existen. Al volverlo a ver esta noche no he podido hacer otra cosa que tragarme las lágrimas que se agolpaban en mis ojos. Sonaba "Nada podrá salvarte" y con la piel de gallina y el corazón en un puño me deleité con la primera secuencia que nos hizo ver que eso era amor o, al menos, pronto lo sería. Qué cruda emoción, cuánta melancolía... Aquí os dejo la escena gracias a Cintia.

Ya por la noche, antes de la carrera, Sara llama varias veces a Lucas, para decirle que tiene información sobre las carreras ilegales. Pero Lucas tiene el teléfono sin batería y no logra hablar con él. Más tarde, cuando Lucas llega al bar, Coque le dice que vaya a buscar a Sara, que se ha ido con el chico. Éste no se lo piensa y sale a por ella. Pero Silvia está allí y va con él.Un Lucas nervioso conduce a gran velocidad, para llegar a por Sarita antes de que ocurra nada. Pensando que les va a pasar algo, Silvia le confiesa que aún le quiere, pero Lucas no hace caso y en cuanto ve los dos coches de la carrera, va hacia ella, sacando a Sara del coche, y vigilando al resto a punta de pistola.

-¡SARA, SAL DE AHÍ!

Sarita, llorando, sale como puede y se abraza a Lucas, abrazándola él también. Caminan hasta el coche de éste, mientras Silvia, a lo lejos les mira, sin comprender.

-Nunca me hagas esto más, ¿eh? Nunca me vuelvas a hacer esto, Sara. Nunca.

- Nunca... Lo siento.

-Sara, si a tí te pasa algo, yo... ¿Tú qué pasa, que no piensas en la gente que te quiere, en tu padre, en tu madre?

-Yo sólo he pensado en tí... Quería interesarte de alguna manera... y has venido... has venido...Se echa contra él, y Lucas la abraza.

-Has hecho una locura, Sara, has hecho una locura, ¿me oyes?La besa en el pelo.

-Lucas... si las cosas no fueran como son, y si yo no fuese hija de quien soy, y si él no fuese como un padre para tí... y si nunca hubieses estado casado con Silvia...

-Sara... Sara... no empieces con eso...

-Si yo no fuese quien soy... y si no fuese menor de edad..., ¿te gustaría?

-No sé, Sara... si tú no fueses quien eres... Sara, yo no soy como tú crees que soy, y además, seguro que vas a encontrar a alguien muchísimo mejor que yo.

-Quiero que me contestes. Necesito saberlo, Lucas. Si yo fuese una desconocida para tí, y nos cruzásemos mañana por la calle, ¿podrías enamorarte de mí?

Lucas la mira unos segundos sin decir nada, y acaba resoplando.

-No sé... No sé... Mira, Sara, desde luego siendo tú quien eres y siendo yo quien soy, nunca va a pasar nada entre nosotros, ¿entiendes? Además, quiero que te quede claro, que te entre bien en la cabeza. Nunca, nunca, nunca, ¿vale?

-Lucas, yo voy a estar toda mi vida esperándote, día tras día, porque sé que antes o después te enamorarás de mí. Y voy a estar esperándote siempre, siempre, siempre.

Lucas vuelve a resoplar y Sara le acaricia la cara, llegando justo en ese momento Paco, que se lleva a su hija, mientras Lucas les ve marchar.

Pero es que lo mejor de este momento del capítulo no es sólo este momento sino el que viene después... Cuando Sara se va en brazos de su padre y ambos se miran a lo lejos... y Silvia es la testigo de esa mirada tan llena de un amor que nacía... y la melodía de "Nada podrá salvarte" suena en esa noche... y Lucas se apoya en su coche mirando al infinito... pensando en ella... consciente de que sí sería capaz de enamorarse de su niña... claro que sí, pero no sólo si fueran dos desconocidos... Esa noche, bajo las estrellas, Lucas entendió que todo había cambiado. Sara había dejado de ser su niña y pronto se iba a dar cuenta de que nadie, nadie en este mundo, le iba a querer como ella. Nadie.

Ay... pero qué inocentes éramos entonces y cuánto amor nos quedaba por vivir. Cuánto... No sé, me da penita rememorar esos capítulos tan perfectos... Me llena de melancolía... Sobre todo cuando veo esa nueva mirada de Lucas con su niña... esos ojos a los que ahora nos tiene tan acostumbradas. Los primeros celos... Sí, los primeros! Acaso no lo es esta mirada?? en el momento en el que Sara besa al chuleta de las carreras?? Madre mía... Como decía Mariano en el capítulo, esto no se le iba a Lucas ni con Bromuro...

3 comentarios:

susii dijo...

Ola mylo pedazo de capítulo !!lo k llega a hacer Sara para k su tito lucas se fijara en ella ;) ,preciosa la declaración que le hace en el coche !!besos!!

susi

Anónimo dijo...

No me canso de ver los capítulos, los veo en las tres veces que los echan. Por la noche, por la mañana, a la hora de comer...y lo bueno, es que no me deja de dar un vuelco el corazón cada vez que los veo...Creo que me estoy volviendo loca...Yoly.

César R. Lino A. dijo...

Un blog muy singular. Chauu

Siempre mirando al cielo

Siempre mirando al cielo
Mylo

Todas las gotitas que mantienen viva mi esperanza...