26 de abril de 2007

El billar americano da para mucho

Aitor y Sara lo estaban pasando en grande. Todo era perfecto o, al menos, eso creían ambos. Reían, jugaban, como si fueran una pareja normal. Se divertían.

Entonces Sara miró hacia la puerta de los Cachis y lo vio. Era Lucas.

La escena le dejó descolocado. ¿Sara con Aitor?. ¿Qué está pasando?.No pudo quitar los ojos de ellos...Le era imposible. Aunque estuviera Escobar esperándole.

Sara y él se miraron. Como si el tiempo se detuviera, como si nada ni nadie existiese a su alrededor. Eran sólo Lucas y Sara.

Lola se dio cuenta. Como siempre. Vio lo mismo que aquella vez que Sara y Lucas jugaban con el bebé en la cocina. Le dio un vuelco el corazón. Ahora sentía lo mismo. Aún había amor entre ellos.

Aitor también sintió lo mismo que Lola. Supo que Sara estaba celosa de Escobar pero se decidió a ayudar a desenmascararla. La quiere. Sabe que ella está enamorada de Lucas pero también sabe que todo puede cambiar. Ella seguía con sus ojos puestos en Lucas. El que fue su tío, luego su novio, luego el amigo de su padre y ahora su ex. Sólo su ex.

Aitor le ofreció su ayuda y Sara se lo agradeció con una sonrisa.

Un rostro sonriente que vio nuestro Lucas y que no pudo soportar. Siguió a Aitor hasta la puerta y luego volvio a mirar a su niña. ¿Qué está pasando? ¿Es cierto que se ha acabado?

Sara... pobre Sara. Y Lucas junto a Escobar. "Se acabó Lucas, se acabó".

La quiero, la quiero... No quiero que esto se acabe. La quiero. ¿Qué hara ella con Aitor?

El niñato... Le voy a romper la cabeza como le haga daño a mi niña.

(aiiiis... por dios, que momentazo)

1 comentario:

paovia dijo...

Las tripas se me revolvian con la escena pastelera de sara y aitor, ajajaj

pero cuando entra lucas y la mira asi... creo que empece a fribilar, ajajajaj

Siempre mirando al cielo

Siempre mirando al cielo
Mylo

Todas las gotitas que mantienen viva mi esperanza...